PARA ELISA, homenaje a mi amiga/vecina que no quiso llegar a los 100- por marcelmaina



¿ Con qué sueñas Elisa ?

Siento tu espíritu más allá,

pasa por las rosas, viaja en la cola de una gata

negra

hacia quién sabe que techo.

Te arreglas, toma su tiempo

prepararse.

Le pides tiempo al tiempo, para entregar

tu palabra, tu cálida palabra, tu firme y empecinada palabra.

Tus claros ojos buscan descanso en cada forma

que acompañan, con distancia, con una suave y

piadosa mirada.

Tomo tu mano,

pese a su frío me abriga,

tiene el calor de tu historia,

esa historia en la que tantas veces te olvidaste

de Elisa.

Sonríes,

con esa sonrisa tan particular de quien sabe que a la vuelta de la vida su verdad nos atrapa.

Y entonces, la Elisa olvidada es abuela en muchos nietos,

madre en tantos hijos , tía, hermana,

hija o simplemente amiga.

Un pasillo, una ventana,

una figura que acompaña el paso.

Y repites una y otra vez

tu receta,

la mejor de todas, 

aquella que saboreamos todos tus dilectos comensales:

beber la vida profundamente,

hasta extraer del alcohol de sus años

la palabra, el acto,

y la paciencia del sabio.

1 Response to PARA ELISA, homenaje a mi amiga/vecina que no quiso llegar a los 100- por marcelmaina

  1. LaClau says:

    Marcel,
    He venido a conocer tus ciudades de la imaginación y me he encontrado con un lugar inventado lleno de sueños, esperanza, frustración, contrastes... vida, en fin.
    Este post sobre Elisa me ha recordado a mi abuela, quien acaba de morir hace un mes con 102 años de historia, experiencia, amor, nietos, bisnietos, tataranietos, quereres, despedidas y cariños a cuestas.
    Te envío un abrazo desde México y espero que el 2009 te encuentre lleno de ciudades y mundos por recorrer.