AMADOS MONSTRUOS - por marcelmaina



Ésta foto, la del Frankenstein inolvidable de Boris Karloff, película rodada en 1.931 y cuyo director (a esta altura ensombrecido por la talla de su actor) fue James Whale, es mi preferida. Me transmite una profunda melancolía y entiendo que es esa mirada desacida del monstruo sobre lo humano la que me atrapa y me conmueve. El juego original de Mary Shelley, provocado por Lord Byron en el verano de 1.816, que devino en la escritura de "Frankenstein o el moderno Prometeo", nos dejó de herencia una profunda proclama romántica que interpela la humanidad moderna, ya convertida en un clásico inagotable.
Es para mi, un tema que siempre retorna, cuando la jactancia de la modernidad se resquebraja, cuando el barniz civilizatorio se derrite y deja ver lo olvidado, lo negado, lo rechazado. Allí están nuestros monstruos, los queridos monstruos de nuestra infancia, de la infancia del hombre. Hace muy poco estrené en teatro una obra de mi autoría "El exitoso fracaso de Franki Enstein", destinada a chicos y grandes. Trato en ella de rescatar la mirada del niño/monstruo excluído sobre la soberbia y pedantería de nuestra cultura actual fuertemente televisiva. Franki rescata así, escapando de los manadatos de su creación, algo del corazón humano casi ausente en estos tiempos.Por supuesto que habrá más de monstruos en el teatro y en ésta página.



1 Response to AMADOS MONSTRUOS - por marcelmaina

  1. Kafkiana says:

    Hola Marcelo! muchas gracias por tus palabras!
    ésta entrada sobre Frankenstein es apoteósica, no tiene desperdicio...
    Voy a echarle un vistazo a tu blog, que mirando por encima le encuentro interesante.
    Un saludo desde el profundo norte azul.