HACIA EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS- por marcelmaina



Todo parece decir que este sistema social tan disfrutado y sufrido por hombres y mujeres modernos nos acerca cada vez más a su núcleo de espanto. Como el personaje Marlow, de la novela de Joseph Conrad "El corazón de las tinieblas", viajamos al encuentro de lo siniestro, de algo temidamente familiar. Allí, en ese corazón, lo civilizado puede agotarse, las buenas formas desaparecer y develarse su cara más salvaje. Allí el capitalismo como el temido y fascinante Kurtz (personaje que inspiró al actuado con tanta maestría por Marlon Brando en Apocalipse Now) ha de pronunciar, sin eufemismos, las últimas palabras más sinceras: "El Horror". El corazón de Kurtz ha quedado hueco y ya no responde a ninguna culpa, solo queda para él enfrentar al horror con más horror. Es claro que cae una ilusión. No sabemos cuanto encanto le queda a este sistema para autojustificar su invención. También sabemos que ha globalizado la imágen de su peor rostro. No es sencillo pensar que todo termina aquí, el capitalismo es un animal herido en su orgullo, y por ende, peligroso. No es una fiera externa, aunque su mecanismo ha construido con total maestría un andar autónomo. Está en nuestros corazones, en ellos estan las tinieblas y para vencer al monstruo hay que mirarlo, hay que mirarse.

4 Response to HACIA EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS- por marcelmaina

  1. Anónimo says:

    Realmente extraordinario el texto que recién he leido.Pocas cosas me provocan las desesperanza y a su vez la ilusión , de estar viviendo este tiempo de tribulaciones como el que nos toca vivir.Es reparador para el alma saber que hay algo dentro nuestro que estamos combatiendo y que a su vez se resiste a ser aniquilado,mirémonos,poblemos de nuevas intensiones la aldea y bebamos del buen vino de las almas que nos aman y matemos de un flechazo a la bestia que nos condena a la miseria.
    Guillermo Cordeiro esposo de Sandra del blog La Buena Estrella

  2. O.T.Socas says:

    La historia se repite, si cayó el imperio romano, ¿por qué no caerían otros imperios? La globalización como bien dices fue exportar un mal que estaba limitado a territorios con sus propias características y ahora es un mal enorme y desenfrenado, sin cura.
    En el aspecto espiritual, es hora de un cambio de conciencia, lo que no sé es si será asimilado por todos o sencillamente malinterpretado y por lo tanto creará peores sistemas y más caos. Al fin y al cabo no hay un ejemplo a seguir, y los que siguen los malos ejemplos terminarán peor, porque las copias nunca fueron buenas.

  3. JLO says:

    Este sistema es malo si... pero cual seria el bueno? quizas se degrado, no se...

    o un dictador benevolente seria lo ideal como no se quien famoso dijo alguna vez?

    excelente y grafica foto....


    salu2

  4. San says:

    Hola adhiero al comentario de Guillermo, Sandra
    www.sandraeynard.blogspot.com.ar
    Saludos