OBAMAMANÍA,miedo y esperanza -por marcelmaina



Dicen que la dos emociones primarias que dominan el campo de la política son el miedo y la esperanza. Podemos pensar incluso qué relacionadas se hallan ambas. En tiempos de miedo necesitamos de esperanza. Los políticos lo saben, y saben sobre todo manejarnos apelando a ellas. Miedo o esperanza como recurso para para movilizar las masas hacia un voto oportuno. Es muy difícil escapar de la conmoción que ellas provocan en nosotros: detras del miedo está la muerte; detrás de la esperanza está la vida. El tema es: ¿hasta dónde creer?. Los tiempos son de mucho miedo ante la desesperanza. En algunos países, muchos no acostumbrados al despojo, viven la crisis como el fin del mundo, mientras otros ya no tienen que perder. Ante tanto miedo que genera la incertidumbre (el miedo a lo desconocido) surge un lider mundial, ya que sus decisiones han de afectar a todo el mundo: Obama. Impresiona ver como ha sacudido a Estados Unidos de su apatía. Pero...¿habrá que confiar tanto? Sería importante observar cómo se construye poder en los tiempos de este salvaje capitalismo herido, dicho proceso habla de qué están dispuestos a ceder los líderes. El precio es demasiado. Tal vez por eso muchos otros líderes llegan a un punto y desisten, el tema es el precio.
Algo es claro, Obama no es Busch. Pero ¿hasta dónde desoirá las voces de los poderes desde los que muchas veces construyó su poder? ¿hasta dónde asumirá el riesgo de enfurecer a los defensores de conservar el orden de los buenos negocios a costa de todo? No es bueno tanto miedo, no es bueno tanta esperanza. La esperanza desmedida no es buena consejera. Lo sabemos los argentinos, que salimos de la noche de la dictadura y creíamos que la democracia era tan fácil como el slogan de turno lo proclamaba. Cuando nuestra vida queda tan ligada a esa esperanza externa cabe adivinar que la frustración será tambié parte del ciclo. Y aparecerá con igual fuerza. Hoy la lógica imperante de la política es acumulación de poder, que es acumulación de dinero. Entran dudas de si hay real presencia de una sensibilidad social en quienes llegan. Mientras los políticos se construyen como el mejor producto del momento según las leyes del mercado, muchos seguimos día a día, en medio de la jungla, tratando de no perder algo de humanidad y de poder creer en y con otros. No hay duda de que somos parte de los engranajes y que en algún lado nuestro queremos consumir ya para no morir. Es más fácil y tranquilizante adherir mecánicamente a espejos de colores que desarrollar un pensamiento crítico.
Esperanza, pero con reservas.

1 Response to OBAMAMANÍA,miedo y esperanza -por marcelmaina

  1. O.T.Socas says:

    Hola, fijate que creo que lo de la economía tiene su parte de verdad y mentira, acabo de escribir un post sobre una compañía que conozco bien y ha jugado con las dos crisis, la del 9-11 y la de ahora para hacer dinero.
    Saludos.
    O.