MANOS CAÍDAS - por marcelmaina





De a poco, casi sin notarlo,
se han ido secando,
de a poco.
Como la tierra de tu cuerpo.
Tus manos,
las que estaban prestas
al llamado del pan
y del sudor.
A la esperanza.
Se te han secado con tantas manos,
las del martillo,
las de la tierra.
Las de la letra.
Como ramas quebradizas
fueron olvidando el agua,
el curso.
Les crecen nudos,
y cada nudo sangra.
La sangre se vuelve río
y avanza,
golpea puertas, salta muros,
necesita de un curso.
Y las manos son vida que resiste,
sangre que salpica la indiferencia,
ramas que porfiadamente inventan brotes.

Porque aún quedan martillos,
aún la tierra,
aún la letra.

Aún quiere ser alma el alma.

0 Response to MANOS CAÍDAS - por marcelmaina